LA BASÍLICA DE LA VIRGEN DE CHIQUINQUIRÁ, PUNTO DE INICIO DEL 4TO CONGRESO AMERICANO MISIONERO


El 4to Congreso Americano Misionero – Comla9 tendrá lugar este año en Venezuela, específicamente en Maracaibo Edo. Zulia, y se convierte en un punto importante de concentración para los miles de misioneros que se reunirán para profundizar temas relacionados con la evangelización. Para iniciar este congreso, el día 26 de noviembre del año en curso, tendrá lugar la misa de inauguración en la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, o como se le conoce por el gentilicio zuliano “Basílica de La Chinita”; esto motiva a presentar un poco la historia que antecede a este majestuoso templo en honor a su patrona.

De acuerdo con la tradición zuliana, la Chinita llegó a Maracaibo sobre las olas del lago. Cuenta la historia que un día del año 1749, una sencilla mujer acababa de lavar su ropa en las orillas del lago, cuando repentinamente vio flotando una tablita de madera fina, la cual recogió pensando en que le podría ser útil para tapar la tinaja de agua que tenía en el corredor de su casa. A la mañana siguiente, cuando estaba colando el café, la mujer escuchó unos golpes como si alguien estuviera llamando. Fue a ver lo que sucedía y quedó sobrecogida de asombro al ver que la tablita brillaba y que aparecía en ella, la imagen de Nuestra Señora de Chiquinquirá. La mujer al reaccionar, comenzó a gritar ¡Milagro! ¡Milagro!, por lo que de ahí proviene el nombre de El Milagro a la actual avenida junto al lago, donde estaba la casita de la lavandera. Luego de lo sucedido, numerosas personas acudieron a presenciar el prodigio, convirtiéndose por esto la casa de la humilde mujer en un lugar de veneración de la Virgen por parte de múltiples creyentes.

Al tiempo de lo acontecido en casa de la humilde lavandera, las autoridades de Maracaibo decidieron realizar una procesión en honor de la Chinita. Cuenta la historia, que la Virgen era llevada en hombros por dos hombres elegidos por el propio Gobernador, cuando al doblar una esquina, la imagen se puso tan pesada que impidió seguir moviéndola. Finalmente, después de muchos ruegos al cielo y súplicas a la Virgen, uno de los presentes exclamó:

            “Tal vez la Virgen no quiera ir a la Iglesia Matriz y prefiera la de San Juan de Dios”.

Según la tradición popular, estas palabras se tomaron como una inspiración divina, ya que, la procesión cambió su rumbo hacia la iglesia de la gente humilde de Maracaibo y la imagen recuperó su peso normal. Es por esto, que desde ese día, la Virgen de la Chiquinquirá, la querida Chinita, protege desde su templo, hoy basílica, al pueblo zuliano.

La Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, es la principal iglesia católica del estado Zulia en Venezuela, ubicada en el centro de la ciudad de Maracaibo. Una construcción dedicada a la Virgen de Chiquinquirá y cuenta con 3 naves, 2 torres, un altar mayor, un presbiterio y numerosos nichos dedicados a diversos santos.

Cerca del 18 de noviembre de cada año, la basílica es el centro de la Feria de la Chinita, un evento socio cultural importante de la región, durante el cual además de las actividades religiosas como la procesión y la bajada de la virgen, se celebran eventos como el amanecer gaitero frente a la basílica, las corridas de toros en la plaza de toros el monumental de Maracaibo, el encendido de las luces navideñas de las avenidas Bella Vista y la Limpia, el juego de las Águilas del Zulia en el estadio Luis Aparicio, el Festival de la Orquídea por Súper Sábado Sensacional; este año añadimos a estas festividades El 4to Congreso Americano Misionero-Comla9, gran evento esperado por la Iglesia Católica.

Pa´Que Sepais….!!!


 

 

Se nos dice “Maracucho” `por que es el tono despectivo que usaban en tiempos de otrora, los de otras regiones, específicamente Caracas para dirigirse a nosotros los oriundos del Zulia y de Maracaibo, es como decir El Medicucho, Abogaducho, Ingenierucho, Sacerducho etc. La palabra correcta es Maracaibero y no maracucho como se nos tilda.

“Virgen de Chiquinquirá” es el nombre del primer tema grabado en honor a “La Chinita”, y aún hoy se escucha en la radio zuliana. Sus compositores son Ramón Bracho Lozano y José Mavárez, quienes la grabaron en el último quinquenio de los años cuarenta, con la agrupación Gaiteros del Zulia. No existían solistas porque la gaita era cantada por un colectivo.