EEUU: Satanistas quieren instalar estatua del diablo junto a los Diez Mandamientos


Capitolio de Oklahoma. Foto: Babymestizo (CC BY-SA 3.0)

Capitolio de Oklahoma. Foto: Babymestizo (CC BY-SA 3.0)

WASHINGTON D.C., 10 Dic. 13 / 09:26 am (ACI/EWTN Noticias).- Luego de que las autoridades locales autorizaran en 2009 que se erigiera un monumento a los Diez Mandamientos, con financiamiento privado, en el exterior del Capitolio de Oklahoma (Estados Unidos), un grupo de satanistas ha solicitado espacio para erigir el suyo.
Lucien Greaves, portavoz del Templo Satánico con sede en Nueva York indicó que entre los diseños que están considerando para su monumento se encuentran un pentagrama y una muestra interactiva para niños, y cuentan con un presupuesto de alrededor de 20 mil dólares.
“Creemos que todos los monumentos deben ser de buen gusto y consistentes con los estándares de la comunidad”, escribió Greaves en un comunicado difundido por el diario británico The Guardian.
“Nuestro monumento propuesto, como un homenaje al Satanás histórico/literario, ciertamente cumplirán con estas guías”.
El representante Bobby Cleveland de Oklahoma, que busca introducir una norma en 2014 para construir una capilla al interior del Capitolio, para celebrar “la herencia judeocristiana” del estado, descartó la idea de que los satanistas levanten un monumento en el Capitolio.
“Pienso que estos satanistas son un grupo diferente. Los pones bajo la categoría locos”.

Etiquetas: Estados Unidos, Sectas

Luis Escaray y sus éxitos gaiteros siguen vigentes en el Zulia


Luis Escaray y sus éxitos gaiteros siguen vigentes en el Zulia

Este viernes 13 de septiembre, se recuerda un año más del nacimiento de Luis Escaray, cantante y compositor de gaitas, reconocido por sus improvisaciones al momento de presentarse en una tarima.

Escaray nace en Maracaibo en el año 1961, pero su niñez y adolescencia transcurre  en Las Morochas, municipio Lagunillas, donde a los 13 años, inicia su trayectoria musical, con el conjunto de gaitas Nueva Era, al lado de Jaime Indriago y Wolfgang Orea.  En 1992 se da a conocer por su parranda “No mojo, pero empapo” junto a Neguito Borjas, pieza que nace inspirada de un refrán que improvisó mientras cantaba.

Sus Logros musicales se remontan al año 1979, cuando obtiene el galardón “Voz de Oro” del Festival Interliceista del estado Zulia. Se destacó como intérprete de música tropical con la agrupación “Canela”, del Pelón Valbuena; Bravo Orquesta Show, Los Bravos y Súper Combo Los Tropicales. Regresó al ambiente gaitero con Rincón Morales (1990); Gaiteros de Pillopo (1992), para luego incorporarse a VHG (1993), donde permaneció hasta 1994.

Recuperado de una enfermedad que lo hizo retirar de Cardenales del Éxito en 1995, vuelve a la gaita como director y dueño de VHG. En este mismo año, gana el premio a la gaita del año con la composición “Conciencia”, distinción que también recibe en 1998 con la gaita “Por allí se va la patria” y en el 2007 con “La Chupa, Chupa”.                                                                   

Consecutivamente, se galardona con la obra “La voy a tocar a pie”, la cual nace en 2008. Sobre ésta, surge la anécdota de que mientras tocaba, de manera repentina se va la luz y sale del público una voz que exclama “pero andá, vete a pie” y, con el carisma que le caracterizó respondió: “bueno la voy a tocar a pie”; así, comienza a sonar el ritmo tradicional de la gaita con el furro, la tambora, la charrasca y la maraca.

En este mismo año gana la “Orquídea a la Gaita” por sus múltiples éxitos, entre los que también destaca “Déjala que agarre el golpe” y “Alma zuliana”, su última composición, cargada del gran sentimiento que siempre le inspiró el Zulia.

Escaray se dedicó a escribir canciones emotivas para el pueblo donde creció en la Costa Oriental del Lago, entonando en un canto de reclamo: “Cómo es posible mi hermano que aquí no haya un Sambil, sino es para dónde ir ni un buen Paseo del Lago; la Costa Oriental del Lago es rica por donde quiera, es la zona petrolera más grande de nuestro estado… podrán decirme goloso por mi forma de pedir, pero juro que un Sambil lo hacemos con medio pozo…”.

Su musa se detiene el 21 de marzo de 2011, pero, sus temas populares mantienen la vigencia de este género, por la carga sentimental que como buen zuliano, le imprimió a cada uno de ellos.

María Villalobos

Compilador: Francisco Hidalgo

@CulturaGBZ

EN LA BIBLIOTECA PÚBLICA MARIA CALCAÑO: “Zoológico de Contacto” eleva la conciencia ambientalista


zoo-12-09-13 004_AA

Con gran expectativa y éxito la Biblioteca Pública Bolivariana del estado Zulia “María Calcaño” abrió sus puertas este jueves 12 de septiembre al “Zoológico de Contacto”, que brindó una mañana educativa a los niños y niñas que visitaron las instalaciones desde las 9:30 de la mañana en el Patio Central.

zoo-12-09-13 025_A6

Yaritza López, encargada del departamento de Educación Ambiental del Zoológico Metropolitano del Zulia, explicó que este tipo de actividades no sólo son importantes para que se conozcan la diversidad de animales, sino para que los niños puedan despertar interés y aclarar inquietudes para instruirlos sobre la preservación animal.

“Es bueno aclarar que estos animales no son domésticos y que su cuidado es importante para que logren desarrollarse en su entorno”, explicó López.

zoo-12-09-13 006_A1

zoo-12-09-13 020_a7

Más de 22 especies fueron las encargadas de hacer emotiva y educativa esta jornada con la presencia del puercoespín, el mapache, un oso hormiguero, diversidad de morrocoyes y tortugas; el conejo, la gallina criolla y variedad de serpientes, así como caimanes, tigres y aves como la guacamaya, loros y pericos, entre muchos otros.

Por su parte, Yolanda Delgado, presidenta de la Biblioteca “María Calcaño”, agradeció la participación y recalcó “desde aquí queremos concienciar a los mas pequeños de la casa sobre el papel de la naturaleza, y no hay mejor manera que establecer el contacto directo”.

“La vida no gira entorno al hombre, la vida gira entorno a ella misma y nosotros somos una pequeña parte de ese proceso. Debemos tener el mismo respeto por el entorno, la vida animal y vegetal, incluyendo las piedras, según la investigación de científicos”, explicó Delgado que hace alusión de una *piedra ancestral conocida como “Kueka” despojada a nuestros indígenas “Pemones” y que se espera recuperar.

zoo-12-09-13 017_A4

kueka

Durante el encuentro, el consejo comunal “San Jacinto Sector 13” participó con un grupo de 34 niños y niñas a cargo de Thairia Inciarte, representante de este consejo comunal, la cual asevera que “es muy importante darles esparcimiento para que vean un mundo de posibilidades ante su desarrollo y alejarlos de los vicios y el ocio”.

La actividad estuvo desarrollada por el departamento de Extensión y la oficina de Atención al Soberano de esta casa de letras, como parte de las últimas actividades complementarias al plan vacacional, con la finalidad de atender a los usuarios y usuarias regulares y a los consejos comunales.

Por su parte Orlando Gómez, médico veterinario del zoológico, recordó que esta iniciativa se trata de un contacto directo con la naturaleza, como un aula abierta, capaz de enseñar a cualquier localidad zuliana.

zoo-12-09-13 009_A2

zoo-12-09-13 002_A5

En su momento *Mahatma Gandhi, líder político y espiritual de la India por sus diversas luchas sociales, recalcó la importancia del trato animal en la sociedad diciendo: “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”. Esta reflexión se rescata y se hace presente en la enseñanza de valores desde la concepción socialista en nuestra Venezuela.

En este sentido, la profesora Delgado recordó que “debemos ver la vida de manera ecológica y este contacto que están teniendo aquí es inolvidable más que cualquier libro, ahora el libro sí va a tener significado, ahora ellos van al libro a investigar sobre el animal que ellos acaban de tocar”.

Durante la actividad la directora de la Biblioteca Pública adelantó sobre los proyectos venideros donde se espera la instalación de un huerto y un laboratorio. “Así como con los animales será con la naturaleza vegetal”, destacó. Este nuevo espacio estará detrás de la Sala Infantil y permitirá que los niños aprendan a sembrar y transformar el concepto de consumo, al conocimiento de dónde viene lo que comen.

*Piedra Kueka: piedra del pueblo pemón de Venezuela, extraída de su lugar de origen en el año 1998 por el creador plástico Wolfang von Schwarzenfeld para que formase parte de su instalación escultórica denominada Global Stone en el parque metropolitano Tiergarten, en Berlín (Alemania).
*Mahatma Gandhi: abogado, político y pensador indio del siglo XIX y XX. Murió asesinado el 30 de enero de 1948. Es conocido principalmente por reivindicar y conducir la independencia de la India a través de métodos no violentos.

Pasante: América Parés
Fotografías: Mario Alvarado
@BibliotecaGBZ
12.9.13

DONDE IR EN MARACAIBO: Calle Carabobo se llena de cultura


Por Arianna Romero / Maracaibo / noticias@laverdad.com

La idea, de acuerdo con los organizadores, es realzar la importancia de Calle Carabobo y motivar a los espectadores al interés por la cultura. La iniciativa de realizar este encuentro cultural es del Movimiento Insurgentes y de Curtidores del Ladrillo

La Calle Carabobo se prepara para realizar el segundo evento cultural Se Acabó la Ausencia, Rebelión Cultural, desde hoy  y hasta el 14 de septiembre. En el acontecimiento realizarán diversas actividades en las que participarán artistas plásticos, poetas y bandas musicales.

La idea, de acuerdo con los organizadores, es realzar la importancia de Calle Carabobo y motivar a los espectadores al interés por la cultura. La iniciativa de realizar este encuentro cultural es del Movimiento Insurgentes y de Curtidores del Ladrillo.

Desde las 6.00 de la tarde hasta las 12.00 de la medianoche se contará con la presentación de bandas como Mantra, Material Tóxico y Más Megahertz, y recitales de poesía. El público podrá disfrutar de los eventos de forma gratuita.

La Bajada de la Virgen por León Magno Montiel


“La razón primordial de toda su dignidad,
radica en que es madre del Mesías,
co-redentora y reina universal”
Leonardo Boff (Brasil, 1938)

La tradición marabina nos enseña que el último sábado del mes de octubre, la Virgen Chiquinquirá  desciende de su trono para encontrarse con su pueblo. En una ceremonia muy concurrida, el retablo de la Virgen Morena desciende por el tobogán, entre una lluvia de flores y cánticos, la recibe el párroco de la Basílica y la entrega al director de la legión centenaria Servidores Marianos, los hombres de blanco. Ellos son los encargados de llevarla en hombros  por las calles y plazas de la ciudad, por los pueblos de agua en navegación de cabotaje. Ese día se activan los gaiteros para cantarle, los feligreses hacen sus promesas, un enjambre de medios cubre y transmite la ceremonia. En algunas ocasiones ha llovido copiosamente, sin embargo, la plazoleta de la Basílica se ve abarrotada de gente, todos empapados, estoicos. Así, los devotos siguen la ceremonia, escuchan los ecos de la homilía hasta el final, en medio del nocturnal.

Hace algunos años, mientras transmitía para televisión la ceremonia de la bajada, uno de los creyentes presente, me dijo: “La Chinita está feliz con la lluvia, porque ella llegó a este puerto a través del lago, entre aguaceros torrenciales que azotaban la ensenada lacustre, con vientos alisios que peinaban el atlántico colombiano y entraban por el golfo. Ella vino a preservar las aguas”.

Buscando sobre sus orígenes, consigo lo que avezados cronistas relatan: una mañana de noviembre una lavandera humilde llegó muy temprano a las orillas del Lago Coquivacoa para comenzar su faena. En medio de su rutina divisó una pequeña tabla flotando cerca de la orilla, la había empujado la marea nocturna, quizá era el producto de algún naufragio. Era un rectángulo en madera de caoba, perfecto, como un escaque.  En ese siglo XVIII, el lago era una gran confluencia de ríos diáfanos, con aguas dulces, que penetraba el sol  para hacerlas luminosas. Nuestra ciudad, era un puerto apetecido por corsarios, piratas saqueadores, marinos soñadores. La tímida anciana, de nombre María Cárdenas, al finalizar su faena se llevó la tablita a su modesta casa, construida con piedra de ojo, caña y mampostería, ubicada  en el centro del barrio El Saladillo. La colocó sobre una tinaja de agua, que estaba al lado de un pequeño aljibe. Algunos días después la vio llenarse de luz, fue el 18 de noviembre del año 1709. Ese prodigio dio nombre a la primera avenida de Maracaibo: El Milagro. Eso marcó el camino espiritual de sus habitantes, de sus hijos y de la diáspora zuliana en el mundo, que la alaba con gaitas y la llama: Chinca, Chinita o Chiquinquirá. Ricardo Aguirre con Cardenales del Éxito, interpretó el clásico que describe su milagro en la temporada 1966:

“Lavando una viejecita
a orillas de nuestro lago
ella tuvo un gran hallazgo
pues se encontró una tablita.
Terminada la faena
a su casa la llevó
la tinajita tapó
para salvarla de la arena”
(Bracho y Mavares, 1966)

Los compositores gaiteros celebran cada año esa magna fecha, los conjuntos cantan los clásicos en su honor, que durante décadas han atesorado en su repertorio. Ese día vuelve a sonar la poesía de Luis Ferrer, se escuchan los versos de su tema  “Chiquinquireña”, gaita que consideró sagrada,  grabada por Enrique Gotera en la temporada 1978:

“No pierdo las esperanzas
de vivir siempre a tu lado
y cual tierno enamorado
adorarte ciegamente.
Se me antoja de repente
de que me siento celoso
y al ver rebozar tu gozo
se me pasa nuevamente.
Dilecta, hermosa y divina
preciosa madre de Dios
como yo te quiero a vos
nadie te quiere mi China”
(La Gran Montonera, 1978)

Otro  compositor que tiene una conexión especial con la Virgen y sus misterios divinos es Ricardo Hernández, quien nació el 2 de noviembre de 1950 en el sector Tierra Negra de Maracaibo. Es un músico natural, cantante que se formó como arreglista. Además es un fervoroso chiquinquireño, que le ha compuesto muchas gaitas a la Chinata, consideradas joyas musicales por sus colegas. Durante su período como integrante del Grupo Guaco en los años 70 y 80, se hizo presente cada temporada con  su poesía sencilla, rimada en octosílabos. Muchos solistas amigos han retomado sus gaitas, nacidas de la promesa de cantarle cada año a la patrona, como señal de gratitud por su bondad y generosidad:

“El pueblo se ha estremecido con la noticia
que apareció una tablita,
su luz ilumina el cielo y se escucha un canto:
melodía divina.
Así fue como sucedió, como pasó
Chinca fue la que nuestra historia transformó
y de amor toda nuestra vida la llenó”
(Hernández, 1981)

Esa gaita la interpretó su compadre Gustavo Aguado León, líder del  Grupo Guaco, cuando comenzaban a transitar su tercera etapa evolutiva el proyecto guaquero. En 1980 se habían marchado de la agrupación Ricardo Portillo, Simón García y José Luis García quienes fungieron como líderes en la etapa anterior. Entonces Ricardo Hernández tomó el comando de los arreglos y la composición de los temas más importantes en esa emblemática divisa musical:

“Cantándole a Chiquinquirá
a mi Virgen maracaibera
el pueblo es quien la venera
cuidando su templo está”

Producto de estos  tres largos siglos de fe y religiosidad popular, hemos logrado apuntalar  una respetable cosecha artística, que ha unido con su belleza a la feligresía. Tal como  lo plasmó Renato Alonso Aguirre González en su composición “La prenda de un pueblo” en 1980, que cantó su sobrino Miguel Aguirre con la Universidad de la Gaita. Fue en el álbum “100 años de gaita”. Ese hermoso LP venía ilustrado con fotografías en sepia del puerto de Maracaibo, mostraba piraguas, un pequeño bajel y canoas entre las dársenas, fondeados en las aguas mansas del lago. A lo lejos se ve el viejo Mercado Principal con sus cúpulas de fierros coloridos, semejando una estación de trenes. La experiencia mística de Renato Aguirre, como asiduo visitante del templo de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, así la expresó:

“Camino al templo sagrado
donde habita la leyenda
vengo a contemplar la prenda
que hace siglos nos unió
mirarla me cautivó
como otras veces lo he hecho
agitándose mi pecho
contento de inspiración.
Como lo hizo aquel
quiero cantar hoy
a tu imagen fiel
tu vasallo soy
para dar en prosas
mi sentimiento de amor
lleno de calor porque la sé amar
le quiero cantar”
(Aguirre, 1980)

Desde la aparición de la Virgen en 1709, según relatan las crónicas escritas por el Hermano Lasallista Nectario María, ella ha sido símbolo de amor y unión. Debemos celebrar la fe que ha despertado en el pueblo del occidente la Virgen Guajira, como la llamó Jairo Gil,  madre mestiza con el niño Dios en sus brazos. A sus lados aparecen  San Antonio y  San Andrés. Fue coronada por decreto del Vaticano el 18 de noviembre de 1942. Esa reliquia,  es un poderoso factor de identidad regional.

Además, es la patrona de nuestra Guardia Nacional Bolivariana, componente militar creado en 1937 por el presidente Eleazar López Contreras. Desde entonces, sus oficiales van cada año hasta su templo para ofrendarle flores. Asisten a la eucaristía solemne cada 18 de noviembre, juntos los soldados, fieles y  comandantes.

Esta advocación de María no pertenece a ninguna parcialidad política, aunque hayan querido secuestrarla, administrarla a su antojo, los gobernantes de la derecha que en el pasado dirigieron al Zulia, y que, lamentablemente contaron con el silencio cómplice de algunos jerarcas de iglesia católica local. El pueblo en su dimensión más variopinta la venera, y debemos respetar esa pluralidad, ese culto ferveroso de todos sus hijos, sin distingo alguno, mucho menos aún, el partidista.

Neguito Borjas en un tema que escribió para el sonero Oscar D´León y que finalmente grabó él mismo, nos plantea:

“Con mis hermanos gaiteros
yo también quiero cantar
el golpe más popular
más alegre y más pascuero
cantarte una gaita quiero
Virgen de Chiquinquirá”
(Borjas, 1988)

Los zulianos le hemos cantado a la Chinita desde el singular voceo marabino, empleando con pundonor nuestra variante dialectal, que ha sido vehículo ideal para serenatearla, poetizarla:

“Patrona maracaibera
que con nosotros estáis
y que a tu pueblo le dais
un entusiasmo divino;
te pido por el destino
de la hermosa juventud,
acompáñamelos tú,
por los mejores caminos”
(Virgen Guaquera, 1986)

Esa gaita es del año 1986, su letra le pertenece a Heriberto Molina Vílchez y la música a Sundín Galué. La grabó Guaco con la colaboración de los artistas en boga de Sonográfica: Ilan Chester, Evio Di Marzo, Yordano, Franco de Vita, Colina, Alberto Schllesinger y Francisco Pacheco. Su primer verso dice:

“En los toques por doquiera
a nosotros te sumáis
siempre nos acompañáis
sois una China guaquera”
(Molina y Galué, 1986)

El vocablo “agnostos” en griego significa “lo desconocido”. Los agnósticos no creen en Dios porque no consiguen razones científicas que prueben su existencia. Los amigos agnósticos en esta región, reconocen que “La bajada de la Virgen” es un acto que está dentro del ideario popular. A la vez, es una bella manifestación cultural-musical. Y aunque para ellos, siga sin tener explicación científica esa masiva expresión piadosa, de igual forma, no consiguen explicar los hechos divinos que se le asocian a la patrona del pueblo; la consideran parte del sentir zuliano. Quizá sea lo más cognoscible del universo católico, el sentido maternal que ella encierra. Para ellos es preferible ver “La Bajada de la Virgen”, a ser espectador de los eventos banales y vacuos que realizan los canales comerciales de cobertura nacional, durante los fastos de Feria.

El compositor más importante de la zulianidad, Rafael Rincón González, describe así “La Bajada de la Virgen”:

“Cuando bajan a la Virgen
el cielo viene con ella,
mi Maracaibo se llena
de música, alegría
Y toda la tierra mía
Del Saladillo de siempre
A todo el Zulia lo enciende
Mi gaita que es armonía.
Ya van a prender los fuegos
la placita está repleta
truenos en Las Quince Letras
y también cucaracheros”
(Rincón González, 2008)

Según el filósofo André Comte-Sponville: “La fe se refiere al porvenir, es una utopía metafísica, una esperanza que se ha de transformar en verdad para cada creyente. Es la esperanza de que algo benévolo va a suceder o se va a revelar”. El Padre Vílchez, experto en los misterios de la dimensión mariológica, y erudito del culto a María madre, afirmaba: “Un sentimiento maternal envuelve al mundo, es el amor que genera la madre celestial”. María es co-redentora con Jesús, porque comparten la misión salvífica. En nuestras costas, esa madre tiene “la tez tostada por el sol” y su nombre es de raigambre indígena: Chiquinquirá.  Así lo han aprendido nuestros jóvenes que la ofrendan, así lo ha cantado el bardo:

“Yo vi a un joven muy inquieto
cuando la Virgen pasaba
que la gorra se quitaba
en señal de gran respeto.
Lo aplaudí y acepté el reto
y al aire lancé sincero
mi fe, mi verso, el sombrero
y todo mi amor completo”
(Gil, 2010)

En Colombia, la Virgen Chiquinquirá también tiene miles de devotos, en su templo es venerada por el pueblo del departamento de Boyacá y por millares de turistas y peregrinos. En Perú, tiene devotos, en la antigua ciudad incaica Caraz, ubicada cerca de la costa pacífica. En algún momento el pueblo zuliano, junto al boyacense y el caracino, deben realizar una gran celebración sudamericana en su honor, que la revista como la soberana mediadora de todas las gracias en estas tierras.

Ver ALBUM “Bajada de la Virgen” AQUÍ

Twitter: @leonmagnom
Correo electrónico:
leonmagno@saborgaitero.com

AYUDA VACACIONAL: Diccionario Maracucho


A
ABANICO: (Ventilador). Aparato que produce una corriente de aire. “Prendé el abanico que hace mucho calor”
ABOLLARSE: Quedarse sin vender o consumir mercancías o alimentos. “A tía Mana se le abollaron las hallacas en Diciembre”.
ABRACAR: Ceñir con los brazos a una persona o cosa.
AGALLARSE: Tomar o retener una cosa sin formalidad o sin derecho. Se suele emplear en frases como “ser muy agalludo” o “tener muchas agallas”.
AGUANTA CALLAO: Paños de cocina para agarrar las ollas calientes.
¡ A LA LONA !: Exclamación de asombro.
ALEBRESTARSE: Alborotarse, envalentonarse.
¡ AL MAMÓN !: Exclamación de impaciencia o admiración.
¡AL PELO!, ¡AR PELO!: Expresión que denota excelencia. “Esta comida te quedo al pelo”.
AMPOYETA: (Inyectadora). Instrumento para inyectar.
ANCHOA: (Sujetador de Pelo).
AÑO DEL MOCO: Nunca. Algo que no se realizará jamás.
APACHURRAR, APATURRAR: (Aplastar). Aplanar una cosa comprimiéndola o golpeándola.
ARBOLARIO: Alborotador, individuo que hace demostración excesiva de ira, queja, admiración, alegría, etc..
ARPITA: (Imperdible). Alfiler de seguridad que forma una especie de broche.
ARREGUINDARSE: 1) Colgarse de alguna cosa. “No te arreguindéis de esa rama que te vais a caer”. 2) Asediar a una persona con determinado fin.
ARRONZAR: Arrastrar, empujar, allanar. “Estáis arronzando la silla, levántala por favor”.
ARRUMACOS: Caricias excesivas.

Curiosidades que probablemente ignorabas


 

 

1. El 16% de las mujeres nacen rubias, y 33% de las mujeres son rubias.

2. El sol libera mas energía en un segundo que toda la energía consumida por la humanidad desde su inicio.

3. Napoleón Bonaparte calculó que las piedras utilizadas en la construcción de las pirámides de Egipto, serían suficientes para construir un enorme muro alrededor de Francia.

4. La letra “J”, es la única letra que no aparece en la tabla periódica.

Sembrar El Petróleo: O la necesidad del presente.


Petroleo500

Cuando se considera con algún detenimiento el panorama económico y financiero de Venezuela se hace angustiosa la noción de la gran parte de economía destructiva que hay en la producción de nuestra riqueza, es decir, de aquella que consume sin preocuparse de mantener ni de reconstituir las cantidades existentes de materia y energía. En otras palabras la economía destructiva es aquella que sacrifica el futuro al presente, la que llevando las cosas a los términos del fabulista se asemeja a la cigarra y no a la hormiga.

En efecto, en un presupuesto de efectivos ingresos rentísticos de 180 millones, las minas figuran con 58 millones, o sea casi la tercera parte del ingreso total, sin numerosas formas hacer estimación de otras numerosas formas indirectas e importantes de contribución que pueden imputarse igualmente a las minas. La riqueza pública venezolana reposa en la actualidad, en más de un tercio, sobre el aprovechamiento destructor de los yacimientos del subsuelo, cuya vida no es solamente limitada por razones naturales, sino cuya productividad depende por entero de factores y voluntades ajenos a la economía nacional. Esta gran proporción de riqueza de origen destructivo crecerá sin duda alguna el día en que los impuestos mineros se hagan más justos y remunerativos, hasta acercarse al sueño suicida de algunos ingenuos que ven como el ideal de la hacienda venezolana llegar a pagar la totalidad del Presupuesto con la sola renta de minas, lo que habría de traducir más simplemente así: llegar a hacer de Venezuela un país improductivo y ocioso, un inmenso parásito del petróleo, nadando en una abundancia momentánea y corruptora y abocado a una catástrofe inminente e inevitable.

Pero no sólo llega a esta grave proporción el carácter destructivo de nuestra economía, sino que va aún más lejos alcanzando magnitud trágica. La riqueza del suelo entre nosotros no sólo no aumenta, sino tiende a desaparecer. Nuestra producción agrícola decae en cantidad y calidad de modo alarmante. Nuestros escasos frutos de exportación se han visto arrebatar el sitio en los mercados internacionales por competidores más activos y hábiles. Nuestra ganadería degenera y empobrece con las epizootias, la garrapata y la falta de cruce adecuado. Se esterilizan las tierras sin abonos, se cultiva con los métodos más anticuados, se destruyen bosques enormes sin replantarlos para ser convertidos en leña y carbón vegetal. De un libro recién publicado tomamos este dato ejemplar: «En la región del Cuyuní trabajaban más o menos tres mil hombres que tumbaban por término medio nueve mil árboles por día, que totalizaban en el mes 270 mil, y en los siete meses, inclusive los Nortes, un millón ochocientos noventa mil árboles. Multiplicando esta última suma por el número de años que se trabajó el balatá, se obtendrá una cantidad exorbitante de árboles derribados y se formará una idea de lo lejos que está el purguo». Estas frases son el brutal epitafio del balatá, que, bajo otros procedimientos, hubiera podido ser una de las mayores riquezas venezolanas.

La lección de este cuadro amenazador es simple: urge crear sólidamente en Venezuela una economía reproductiva y progresiva. Urge aprovechar la riqueza transitoria de la actual economía destructiva para crear las bases sanas y amplias y coordinadas de esa futura economía progresiva que será nuestra verdadera acta de independencia. Es menester sacar la mayor renta de las minas para invertirla totalmente en ayudas, facilidades y estímulos a la agricultura, la cría y las industrias nacionales. Que en lugar de ser el petróleo una maldición que haya de convertirnos en un pueblo parásito e inútil, sea la afortunada coyuntura que permita con su súbita riqueza acelerar y fortificar la evolución productora del pueblo venezolano en condiciones excepcionales.

La parte que en nuestros presupuestos actuales se dedica a este verdadero fomento y creación de riquezas es todavía pequeña y acaso no pase de la séptima parte del monto total de los gastos. Es necesario que estos egresos destinados a crear y garantizar el desarrollo inicial de una economía progresiva alcance por lo menos hasta concurrencia de la renta minera.

La única política económica sabia y salvadora que debemos practicar, es la de transformar la renta minera en crédito agrícola, estimular la agricultura científica y moderna, importar sementales y pastos, repoblar los bosques, construir todas las represas y canalizaciones necesarias para regularizar la irrigación y el defectuoso régimen de las aguas, mecanizar e industrializar el campo, crear cooperativas para ciertos cultivos y pequeños propietarios para otros.

Esa sería la verdadera acción de construcción nacional, el verdadero aprovechamiento de la riqueza patria y tal debe ser el empeño de todos los venezolanos conscientes.

Si hubiéramos de proponer una divisa para nuestra política económica lanzaríamos la siguiente, que nos parece resumir dramáticamente esa necesidad de invertir la riqueza producida por el sistema destructivo de la mina, en crear riqueza agrícola, reproductiva y progresiva: sembrar el petróleo.

Julio 14, 1936

 

 

PUBLICIDAD:    ERLANDMOTORS, C.A.-     “COMPRA Y VENTA DE CARROS NUEVOS Y USADOS”  VALENCIA – VENEZUELA CONTACTANOS: 0412-144 94 87